l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

     

 

Una mujer fue brutalmente asesinada por su pareja

Ocurrió en un PH de Caballito. La víctima tenía 35 años y salía con el agresor desde hace unos 3 meses. La misma semana, en Flores, un ingeniero mató a su mujer y también avisó a la Policía.

Eran las 6 de la mañana y los primeros gritos e insultos despertaron a más de un vecino. Pero al principio no se alarmaron porque ya estaban acostumbrados a que el joven de ese PH discutiera con sus parejas de turno. Pero de a poco el escenario fue cambiando, los gritos se volvieron más estridentes. Empezaron a sentir golpes en las paredes. "Por favor, llamen a la Policía. Me está matando", fue el desgarrador pedido de auxilio. Más ruidos, más gritos ahogados. Después silencio hasta que el ruido volvió, pero esta vez eran las sirenas policiales: la mujer estaba muerta.
El miércoles, en un barrio cercano, Flores, otra mujer fue brutalmente asesinada por su pareja: un ingeniero la mató de cuatro balazos y también le disparó a la hija de ella
Ayer, ln Caballito, cuando los agentes entraron al departamento de la planta baja que está en el primer cuerpo encontraron al dueño en estado de shock, cubierto de sangre y gritando incoherencias como "¡Mamá! La Policía me quiere romper el c...". En el baño estaba su pareja. Le había destrozado la cabeza contra la pared y la pileta. "Estaba tan sacado que hicieron falta unos diez hombres para reducirlo", contó una fuente.
Los policías de la comisaría 12 llegaron al PH de Juan Bautista Alberdi 1048, en el barrio de Caballito, poco después de las 7 de la mañana de ayer, no sólo por las llamadas al 911 de algunos vecinos del lugar, sino también por la del mismo asesino. Dio la dirección de su casa y simplemente dijo: "Maté a una mujer".
La víctima tenía unos 35 años y, según fuentes policiales consultadas anoche por Clarín, todavía no estaba clara su identidad. Por la tarde circuló que la mujer tenía una hija de 9 años pero eso no fue confirmado. "Un hombre que sería familiar de la víctima estaba yendo a la morgue para tratar de identificarla", dijo anoche una fuente policial. "Por ahora tenemos el dato de que se llamaba Liz y que desde hace unos tres meses era la pareja del joven", agregó el vocero.
El asesino se llama Nicolás, tiene 28 años y vivía desde hacía cuatro años en ese departamento. Según los vecinos y las fuentes policiales, tendría problemas psiquiátricos y ya había protagonizado otros incidentes no sólo con la víctima sino también con otras ex parejas.
"A la mujer la vi pocas veces, tengo entendido que habían empezado a salir hace unos meses", dijo una vecina que vive en otro PH del segundo cuerpo.
Cuál fue el disparador de la furia que llevó a Nicolás a matar de una forma tan brutal a su novia, es por ahora un misterio, ya que por su estado no pudo declarar.
La causa judicial, caratulada como "homicidio", quedó en manos de la jueza María Dolores Fontbona de Pombo, la misma que investigó el caso y envió a juicio a Martín Ríos, el tirador serial de Belgrano, alegando que había matado a Alfredo Marcenac "por placer", aunque ayer fue declarado inimputable.
La jueza impuso ayer un estricto secreto de sumario y todo indica que este caso tendrá un debate parecido al de Ríos, en torno a la salud mental de Nicolás.
"Se escucharon gritos, ruidos de peleas, golpes. La chica pegó un grito desgarrador, fue una cosa horrible", dijo otro vecino a un canal de noticias. "Yo imaginaba una pelea doméstica, no que la iba a matar", agregó el hombre como excusa.
"Es un muchacho de aspecto normal, creo que trabajaba de forma independiente. Siempre saludaba y parecía amable. Pero es cierto que otros vecinos, que viven más cerca de su departamento, decían que tenía muchos problemas", contó una mujer que vive en el otro cuerpo del edificio.
Otra vecina dijo: "Acá todos se callan la boca pero saben que era un tipo violento".
Luego de que los policías lograran reducirlo, lo trasladaron al Hospital Durand, frente al Parque Centenario, ya que estaba muy shockeado y con algunos golpes y heridas, no sólo defensivas de la víctima, sino también lesiones que se produjo a sí mismo mientras atacaba a su pareja.


   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-