l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

   

 

en la cama había ADN de dos desconocidos

23/03/11 Lo afirman los estudios de rastros que hizo el FBI Estaban en la sábana de abajo sobre la que estaba apoyado el cuerpo de la mujer, pero no se sabe A quiénes pertenecen. En otras muestras hay rastros compatibles con el marido y el hijo de la víctima.

Un sorpresivo dato apareció en la causa por el asesinato de Nora Dalmasso, luego de que el esperado informe del FBI revelara la existencia de dos nuevos ADN completos que no se corresponden con los dos sospechosos, ni con las otras 27 personas que pasaron por la escena del crimen el domingo 26 de noviembre de 2006.

El texto de cuatro páginas del organismo estadounidense completó el informe de 26 páginas enviado en julio de 2008. La traducción estuvo a cargo de un equipo de cuatro peritos dirigido por el forense David Dib, con la supervisión del fiscal del caso, Javier Di Santo.

La traducción realizada en el Palacio de Tribunales de Córdoba llevó dos horas y media. Aunque el fiscal esperaba que el nuevo análisis genético de las 29 muestras pudiera ponerle nombre y apellido al asesino de Nora Dalmasso, el informe aportó mayor desconcierto.

Además de confirmar la presencia de dos nuevos patrones genéticos nuevos, el texto del laboratorio del Centro Nacional de Ciencia Forense de Miami destaca que en la escena del crimen no hay rastros genéticos del pintor Gastón Zárate –por lo que quedaría fuera de la investigación–; y confirma la múltiple presencia de un patrón genético de una persona de linaje Macarrón (uno o más miembros masculinos de la familia).

En una de las conclusiones donde se expresa la presencia de dos nuevos ADN, el escrito del FBI detalla: “El donante masculino de C9 (la sábana de abajo) no pudo haber sido ninguno de los 29 individuos analizados”. Y agrega: “Uno de los donantes masculinos de la muestra mezclada C10 (otra muestra de la misma sábana) es diferente del donante masculino C9”, y “no pudo ser ninguno de los 29 individuos analizados”.

Fuentes de la causa revelaron a Clarín que “dichas muestras son manchas rojas, posiblemente de sangre”.

Según los análisis cotejados entre el material colectado en la escena del crimen y la sangre enviada desde Río Cuarto, “no se obtuvo ninguna evidencia de la presencia de ADN del sospechoso Gastón Zárate en estas muestras”.

Mientras que los Macarrón siguen vinculados al caso porque: “No es posible excluir la posibilidad de que uno de los perfiles de ADN masculinos en las muestras mezcladas en hisopado vaginal externo, hisopado vaginal interno y cinto de bata provenga de un individuo o individuos pertenecientes al mismo linaje masculino”. Y agrega que el viudo Marcelo Macarrón, su padre Félix y su hijo Facundo “no pueden ser excluidos” de esa posibilidad.

Tras conocerse las conclusiones, el defensor del pintor Zárate, Enrique Zabala, se mostró muy conforme: “Hay abundante muestra genética de la familia Macarrón en la escena del crimen, tanto en el cinto, en la bata, como en el cuerpo de la víctima y las sábanas.

Yo voy a solicitar el sobreseimiento de Gastón, porque no hay una sola prueba en su contra ”.

Mientras que Marcelo Brito, abogado defensor del hijo de Nora, Facundo Macarrón, dijo a Clarín : “No hay absolutamente nada para la investigación, la conclusión primera es que no hubo contaminación de las muestras genéticas por parte de quienes ingresaron a la escena del crimen. No hay ningún rastro genético de Zárate, sí en cambio hay dos datos completos que serían personas ajenas a la investigación ”. El fiscal Di Santo sólo dijo: “Voy a hablar luego de analizar la prueba”.

Nora Dalmasso fue asesinada la madrugada del sábado 25 de noviembre de 2006. Apareció estrangulada con el cinto de su bata, tras haber mantenido relaciones sexuales en la cama de su hija Valentina (16), quien por esos días participaba de un viaje de intercambio estudiantil en la ciudad de Chicago, Estados Unidos.

El viudo, Marcelo Macarrón, estaba de viaje en Punta del Este, disputando un torneo de golf. Y su hijo Facundo estaba en Córdoba estudiando Derecho en la Universidad Católica (UCC).

Enseguida Río Cuarto se inundó de versiones que hablaban de infidelidades mutuas y conductas privadas en Villa Golf, el coqueto barrio semicerrado donde vivía Nora y continúa viviendo el viudo.

Hoy, el voluminoso expediente de la investigación suma 23 cuerpos y 4.000 fojas. Tras el ansiado escrito del FBI, esperado durante años, el caso sigue impune.

 

Crimen de Dalmasso: llegó un informe clave del FBI

15/03/11 Es una comparación de varios rastros de ADN Según el fiscal del caso, el material es importante para resolver la situación de los imputados: el Hijo de la víctima y un pintor. Nora Dalmasso fue asesinada en una habitación de su casa, en 2006.

 

Después de 18 meses de silencio absoluto en la causa, la investigación sobre el asesinato de Nora Dalmasso (51) sumó un elemento que podría ser fundamental para su esclarecimiento: el viernes pasado –y luego de casi 3 años de espera –, aterrizó en el país el informe del FBI donde se cotejan 28 muestras de sangre con los rastros genéticos hallados en la escena del crimen, ocurrido el 25 de noviembre de 2006.

“La verdad es que se trata de un material muy importante para sumar al expediente. Seguramente nos permitirá profundizar en la investigación y decidir el futuro procesal de los imputados”, dijo ayer a Clarín Javier Di Santo, el fiscal que investiga el caso, refiriéndose a la suerte de Facundo Macarrón, hijo de la víctima; y al pintor Gastón Zárate. Hace dos semanas, Di Santo le había solicitado al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que acelerara oficialmente el pedido de los informes que llegaron la semana pasada.

Los estudios, que se realizaron en el Centro de Ciencia Forense de la Universidad Central de Florida, fueron solicitados por la fiscalía en agosto de 2008 y, pese a la demora, “significarían algo fundamental para poder ilustrar y disipar algunos interrogantes e inquietudes que surgieron en el proceso”, destacó el fiscal.

–¿Puntualmente qué se le solicitó al FBI? , preguntó Clarín.

–En una primera parte de los informes que solicitamos obtuvimos uno o dos ADN completos de quienes podrían haber participado del crimen. Para saber a quiénes correspondían, se mandaron una serie de muestras de sangre para que sean cotejadas con esos rastros genéticos recogidos en distintos lugares–, respondió Di Santo.

La 28 muestras que fueron analizadas en Estados Unidos corresponden a los imputados Facundo Macarrón y Gastón Zárate, y a 26 personas más que estuvieron en la escena del crimen. Por ejemplo, el cura Jorge Felizia, peritos, policías y hasta el propio fiscal.

Al mismo tiempo, Di Santo dio a entender que en las próximas semanas podría decidirse la situación de los procesados que la causa tiene hasta el momento: por un lado, el pintor Zárate (imputado por abuso sexual con acceso carnal seguido de homicidio); y por el otro, Facundo Macarrón (imputado de sospecha leve por abuso sexual gravemente ultrajante y homicidio calificado por el vínculo). Las causas de los implicados no guardan conexión entre sí, por lo que las dos hipótesis respecto al asesinato consideran sospechas diferentes.

Unos meses después del asesinato, el CEProCor (Centro de Excelencia y Procesos Córdoba) identificó halotipos masculinos Y (sólo una parte del ADN), relacionados con la línea Macarrón. Ese material, fue enviado al FBI que, 17 meses después, confirmó los estudios. A raíz de esto quedó imputado Facundo Macarrón, hijo de Nora, quien –según su declaración– al momento del asesinato se encontraba en Córdoba capital estudiando en el departamento de un compañero.

Según pudo averiguar Clarín , el sobre con los resultados llegarían entre hoy y mañana a Córdoba y en el transcurso de la semana ya estaría en el despacho de Di Santo en Río Cuarto: “Una delegación del Poder Judicial cordobés viajará hacia Buenos Aires a buscar la confección final de los estudios. Con los datos aquí, se iniciará el proceso de traducción para poder añadirlos a la causa”, puntualizaron fuentes judiciales.

El tiempo de traducción, calculan, demandaría poco más de 24 horas.

Nora Dalmasso fue encontrada muerta la tarde del domingo 26 de noviembre de 2006 en su coqueto chalé del barrio cerrado de Villa Golf, ubicado en la localidad sureña de Río Cuarto, a 220 kilómetros de la capital provincial: la víctima, desnuda, había sido estrangulada con el cinto de su bata. El cuerpo se encontraba en la cama de su hija Valentina –quien estaba en Estados Unidos– y fue un vecino el que aviso a la Policía. Su esposo, Marcelo, estaba disputando un torneo de golf en Punta del Este, Uruguay.

 

El crimen de Nora Dalmasso, en camino a la impunidad

A cuatro años del asesinato de Nora Dalmasso, ocurrido en su chalé de Río Cuarto, el caso avanza firme hacia la impunidad. Hace 14 meses que el fiscal Javier Di Santo mantiene la causa completamente paralizada. El 23 de septiembre de 2009, las agentes de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI, Jennifer Eikin y Jodhy Kramer, recorrieron la casa de la víctima buscando alguna prueba. Desde ese día, el expediente no sumó ni una foja.

Mientras, Facundo Macarrón –hijo de Dalmasso– y Gastón Zárate –un pintor– siguen imputados por el asesinato, aunque por causas distintas y sin que haya ninguna conexión entre ambos. Sus abogados ya están trabajando para solicitar el sobreseimiento .

Tanto Marcelo Brito –defensor de Macarrón– como Enrique Zabala –defensor de Zárate– coinciden en criticar al fiscal Di Santo. Dicen que su única apuesta para resolver el caso es un análisis genético pedido al FBI que nunca termina de llegar.

Nora Dalmasso fue encontrada muerta por un vecino la tarde del domingo 26 de noviembre de 2006. Estaba desnuda, estrangulada y ahorcada con el cinto de su propia bata, acostada en la cama de su hija Valentina. Ese fin de semana, su esposo Marcelo Macarrón estaba disputando un torneo de golf en Punta del Este, Uruguay. Su hija estaba en Estados Unidos en un intercambio estudiantil y Facundo en Córdoba, estudiando Abogacía.

Con una investigación deficiente desde sus inicios –la escena del crimen fue contaminada por cincuenta personas antes de ser precintada–, Di Santo decidió darle cabida al FBI norteamericano en abril de 2008. El fiscal envió a los Estados Unidos muestras con restos genéticos colectadas en la habitación donde fue encontrada Dalmasso. Con esas muestras, el FBI debía identificar al asesino . Pero en Córdoba siguen esperando.

Facundo Macarrón terminó de cursar Abogacía este año en la Universidad Católica de Córdoba (UCC), con un promedio de 9,32. El fiscal le permitió viajar a Colombia a disertar sobre Derecho Internacional. El abogado Brito ya le solicitó a Di Santo que exija al FBI la pronta remisión de los análisis genéticos. Luego solicitará el sobreseimiento del joven.

El pintor Zárate tuvo tres hijos, es fletero y vive de trabajos como pintor y electricista. Su defensor, Enrique Zabala, evalúa solicitar su sobreseimiento en los próximos días. Pero tampoco apretará el acelerador. Cada día que su defendido permanece en este limbo significa más dinero a reclamarle al Estado.

 

Dalmaso: las profundas causas de un incesto seguido de muerte

Dos especialistas dieron su opinión sobre por qué se puede producir un hecho tan conmocionante como el del caso Dalmasso. La visión de la psicóloga infantil Yolanda Weiss y del sexólogo León Gindín

El abogado de la familia, Daniel Llermanos, confirmó que para la Justicia hay una "leve sospecha" de que Facundo Macarrón (foto) pudo haber participado en el homicidio de su madre y que por eso fue imputado del delito de abuso sexual seguido de muerte
En diálogo con Infobae.com, la experta en psicología infantil Yolanda Weiss se refirió a los lineamientos generales que se pueden trazar sobre la "estructura mental de alguien que puede llegar a matar a su madre".
"En general quien abusa de su madre en realidad está violando la ley de incesto, que la tienen todas las culturas, sobre todo la del hijo y su madre, más aún que la del padre con la hija", dijo la especialista.
Más en detalle, Weiss sostuvo que "los pocos casos que se dan" las personas que cometen el crimen "son psicóticos", o sea que "carecen de criterio de realidad".
Ya cuando nos referimos al crimen, posterior a un abuso sexual, existe un móvil clave que lleva al incestuoso a cometer la mayor tragedia. "Todo incesto genera tal culpa que estas cosas pasan", explicó la psicóloga en diálogo con Infobae.com.
Finalmente, la psicóloga especuló que "el chico tenía una falta de repercusión emocional, muy llamativa" cuando el hecho que conmociona a todo el país sale a la luz.

La opinión de un sexólogo
El especialista León Gindín también destacó que "las relaciones sexuales entre madre e hijo son una fantasía frecuente", pero "de allí a pasar a la acción hay un paso muy grande".
Si bien podría haberla matado "por culpa o bronca", el tema del abuso sexual es mucho más delicado. "Muchas veces, las madres son las iniciadoras de este tipo de situaciones", afirmó Gindin, en diálogo con Infobae.com.
"El incesto tiene consecuencias sociales", prosiguió. Por eso, si realmente Facundo es el homicida, "debe estar sufriendo un trastorno bastante severo".

 

 

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-