l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

   

 

Condenaron a mujer que apuñaló a otra por celos

Se conoció una sentencia de la Justicia Departamental de Azul, por una causa donde estaban involucradas personas de Rauch. En este sentido la mujer condenada está en libertad, beneficiada con un recurso de excarcelación extraordinario que le habían concedido tiempo atrás.

Y en el fallo, los jueces no dieron lugar a un pedido formulado por el fiscal para que fuera detenida, indicó el Diario de Rauch.
El juicio finalizó el jueves en la vecina ciudad, con una condena a cuatro años de prisión para una mujer que había intentado matar a otra, durante una discusión que mantuvieron en la vía pública en octubre de 2007.
El caso, de índole pasional y originado en los celos que la imputada tenía de la víctima por una relación que había tenido con su marido, con quien además tenía un hijo, ocurrió una tarde, a plena luz, en la calle Pellegrini, entre Saavedra y Brandsen.
La mujer imputada y finalmente hallada autora de este hecho se encuentra actualmente en libertad, en nuestra localidad. Y los jueces que intervinieron en este debate rechazaron un pedido de detención para ella, que en su alegato había solicitado el Fiscal, por considerar que no existe por parte de esta mujer "la presunción del peligro procesal de fuga, ya que desde que se le concediera la excarcelación extraordinaria ha observado las condiciones que se le impusieron -las que deben mantenerse-, lo que implica una conducta procesal positiva".
El fallo por el que fue condenada no está firme y posiblemente, de acuerdo a lo estimado por voceros judiciales, sea apelado por la Defensora Oficial que la representó en este debate.
Escenario de este juicio oral fue el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 de Azul, que estuvo integrado para este caso por sus habituales miembros: los doctores Eduardo Uhalde, Gustavo Abudarham y María Alejandra Raverta.
Por unanimidad, los magistrados hallaron a la imputada autora penalmente responsable de los delitos homicidio simple en grado de tentativa y daño, en concurso real. En el fallo, a modo de agravantes para esta mujer, los jueces valoraron "el haberse aprovechado de la indefensión de la víctima, ya que fue a su encuentro munida de un arma blanca con la que la agredió cuando aquella no portaba ningún elemento en su poder, y miraba hacia otro lado".
La mujer fue identificada como Etel María Virginia Hourcade(28), y estuvo presente en la sala, cuando se dio a conocer la sentencia con veredicto condenatorio.
En este juicio oral estuvo representada por la defensora Oficial Mariana Mocciaro, siendo el doctor Néstor Prado el fiscal que intervino en el juicio.
Un ataque en la calle. Al momento de referirse a la existencia material del hecho, en el fallo donde la primera en votar a las cuestiones planteadas fue la Dra. Raverta se mencionó que todo había ocurrido en Rauch el 22 de octubre de 2007.
Ese día en horas de la tarde, quedó acreditado en este juicio que la joven condenada, armada con un cuchillo que había tomado de su domicilio y que llevaba escondido entre sus ropas, salió a buscar a la víctima a la calle con intenciones de darle muerte por cuestiones de índole pasional.
Su esposo había mantenido una relación sentimental con la mujer a la que Hourcade atacó, con quien además tenía un hijo.
La víctima, llamada Juana Magdalena Góngora, fue interceptada por Hourcade, en Pellegrini entre Saavedra y Brandsen, donde se produjo la agresión.
En ese lugar, escribió la jueza Raverta, "luego de entablar un diálogo con la nombrada extrajo el arma blanca del interior de su corpiño y le asestó cinco puñaladas con la intención de darle muerte, no logrando consumar el hecho en virtud que un tercer sujeto se interpuso entre ambas y permitió que la victima se retirara corriendo de lugar".
Ese tercer sujeto fue el marido de Hourcade y no todo terminó ahí aquella tarde, ya que la mujer condenada persiguió a la víctima expresándole en todo momento que la iba a matar, hasta que la herida finalmente logró introducirse en una vivienda desde donde pidió ayuda y luego fue asistida por las lesiones que presentaba.
Mientras tanto la imputada, utilizando el mismo cuchillo, le dañó las cubiertas de la bicicleta en la que se movilizaba la víctima y había quedado tirada en la calle.

 
   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-