l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

   

Juicio a un empresario de la noche por el crimen de su mujer

28/02/11 Morena Pearson apareció muerta en la casa que compartían. El dice que se suicidó.

La misma madrugada del 21 de marzo de 2008 en que apareció muerta de un balazo en la cabeza dentro de su casa, la bailarina Morena Pearson (23) le escribió a un amigo desde su celular, via sms: “ Daniel me quiere matar ”. Este y otros mensajes enviados por la mujer son parte de la prueba con la que el empresario Daniel Bellini (61) comenzará a ser juzgado mañana en los tribunales de Morón.

Pearson y Bellini eran pareja, tenían una hija de 2 años y vivían juntos en una casa de Villa Sarmiento, partido de Morón, muy cerca de Pinar de Rocha, el boliche de Bellini donde Pearson trabajaba como bailarina de caño.

Si bien en un primer momento el caso fue encarado como un “suicidio”, una serie de indicios recolectados por el fiscal de instrucción Matías Rappazzo terminaron por incriminar a Bellini, que fue detenido y acusado del crimen.

El empresario –que hoy cumple prisión preventiva en el penal de Olmos– enfrenta los cargos de “ homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de guerra ”. Para defenderse contrató media docena de abogados, algunos muy conocidos.

El hecho ocurrió la madrugada del 21 de marzo de 2008 cuando Bellini y Morena discutieron en Pinar de Rocha. Según contaron los testigos y admitió el propio imputado en sus cuatro indagatorias, el motivo de la discusión fue que Bellini la retó porque la vio bailando muy provocativamente con un amigo, también bailarín, en el VIP del boliche y eso le molestaba por “una cuestión de imagen”.

Morena se retiró a la casa que compartía el empresario. Según la versión del acusado, él la siguió y allí le dijo que la relación estaba terminada, que se separarían y volvió a Pinar de Rocha a tener una reunión con un abogado.

Bellini sostiene que regresó a la casa a la media hora (poco antes de la 6 de la madrugada) y encontró a Morena tirada en el vestidor de la habitación sobre un charco de sangre, con un tiro en la cabeza y una pistola abajo de su pierna derecha.

Para el fiscal, fue Bellini quien baleó a Morena tras la discusión y luego modificó la escena del crimen e instaló la idea del suicidio.

La clave de la acusación son una serie de mensajes de texto que Morena envió y recibió a personas de su entorno con su celular, minutos antes de aparecer baleada. Para contrarrestar esto los abogados defensores –según adelantaron a Télam – harán hincapié en la supuesta inestabilidad emocional de la víctima y en una pericia balística.

 

 

 



 

 

 

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-