l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

     

 

Intentó matar a su esposa y lo absuelven porque desistió

Ya había cavado la fosa para enterrarla. Seis integrantes de un jurado popular de Córdoba consideraron que se arrepintió voluntariamente. Para el fiscal, nada garantiza que no cometa otro ataque. Asocian el caso con el crimen de La Pampa.

 

Querés un mate?”, preguntó Nelson Ortega (36) a su esposa, Carina Olivares (28), la mañana del 5 de febrero de 2010. “No, estoy apurada, se me va el colectivo”, respondió ella y no pudo hablar más. Sólo atinó “a pegar aullidos como de un gato cuando lo ahorcan”, declaró su hermano en el juicio. Su marido, la había atacado por la espalda, intentando ahorcarla con un cordel de tanza. La mujer trató de salvarse a patadas y quiso pedir ayuda, pero sólo le salían sonidos ahogados.

Uno de los golpes hizo que una botella de vidrio cayera al piso de la casa del barrio General Arenales, en las afueras de Córdoba Capital. Asustada por el ruido, una de las cuatro hijas del matrimonio se levantó y vio a su papá cuando llevaba a la rastra a su mamá hacia el patio, donde había una fosa cavada durante la madrugada. También se levantó un hermano de la víctima y vio a la mujer tirada y al marido pegándole en la cara.

Aunque en el juicio realizado en la Cámara 8ª del Crimen por “tentativa de homicidio” el sospechoso declaró que “yo tenía tanta bronca que la quería matar”, seis jurados populares lo absolvieron. Sólo dos jueces técnicos y dos jurados populares votaron a favor de condenar a Nelson Ortega, que en un mes recuperará su libertad.

La absolución causó polémica en Córdoba, donde se relaciona el caso con el crimen de Carla Figueroa, ocurrido hace una semana en La Pampa. La pericia psicológica realizada al acusado reveló: “Tiene trastorno de la personalidad. Es impulsivo. Y sometido a una situación de estrés, falla su sistema de defensa y pasa directo a la agresión”. O sea, nadie garantiza que cuando regrese a su casa no ataque nuevamente.

El fiscal de Cámara, Hugo Almirón, le contó a Clarín : “Lo acusé por tentativa de homicidio con atenuantes, pero fue condenado a la pena de un año y 11 meses de prisión por las lesiones leves cometidas cuando la quiso asesinar y enterrar en la fosa que había cavado”. En su fallo, los jurados populares afirmaron que el acusado “tuvo un desestimiento voluntario de su empresa criminal”. Sin embargo, el fiscal Almirón dijo: “Hubo una preordenación clara de la conducta criminal. Cavó la fosa, armó el cordel y la quiso asesinar. Cesó en su accionar por la presencia de la hijita y el hermano de la víctima, no por voluntad propia”.

Durante el juicio, la víctima cambió su primera versión y defendió a su marido: “Yo tengo la culpa porque le dije que mi hija más chica no es de él y se enojó”. Además dijo: “Mi hija vio cuando él me estaba reanimando, no agrediendo”. Una hermana de la víctima contó: “Carina está esperando que Nelson salga para que pague las deudas que tiene”.


 

 

 

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-