l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

     

 

Creían que había muerto en un incendio pero descubrieron que lo mataron a puñaladas

Se trata de un gendarme que fue hallado calcinado en su casa incendiada y de la que rescataron a su hijo de 2 años, ileso. La autopsia reveló que lo habían asesinado y detuvieron a su concuñada.

Un gendarme fue hallado calcinado en su casa incendiada de la ciudad de Lima, en el partido de Zárate, y si bien en un principio se pensó en una muerte accidental, la autopsia reveló que había sido asesinado a puñaladas. Por el crimen fue detenida su concuñada.

Fuentes policiales informaron a Clarín que, en la casa siniestrada, había un nene de 2 años que fue rescatado y no sufrió ningún tipo de herida por el incendio y es el hijo de la víctima.

Fuentes policiales informaron hoy a la agencia de noticias Télam que la víctima fue identificada como el segundo comandante José Gerardo Barbosa (40), que prestaba servicio en la Escuela Superior de Gendarmería en Capital Federal, y el crimen ocurrió ayer en su vivienda de la calle 13, número 891, de Lima.

Por el asesinato, anoche fue detenida su concuñada, identificada como Mabel de Luján Díaz (27), y según la Policía, el móvil del crimen podría estar vinculado a una cuestión sentimental entre ambos.

Todo comenzó a las 11.30 de ayer cuando los bomberos de Zárate y efectivos de la comisaría 2ª con asiento en Lima llegaron a la casa de la calle 13 por un incendio. Los bomberos apagaron el fuego y encontraron el cadáver calcinado de Barbosa, boca abajo, sobre el colchón de la cama, también consumido por el fuego, y sin ropas.

La mujer de la víctima comentó que ella salió a la mañana de la casa mientras su marido hacía reparaciones en la instalación eléctrica de la vivienda, por lo que los bomberos le dijeron en principio al fiscal de la causa que el incendio podría haberse provocado por un cortocircuito.

Sin embargo, todo cambió en horas de la tarde cuando los forenses de la Policía Científica de Zárate-Campana hicieron la autopsia y le informaron al fiscal Martín Zocca que la víctima había sido asesinada de 12 puñaladas, que la causal de muerte fueron dos puntazos que le perforaron un ventrículo y un pulmón y que fue calcinado post mortem.

Los forenses también informaron que la víctima tenía una lesión perforante en una pierna que podía ser compatible con un disparo de arma de fuego, pero luego esto se descartó, según  aclararon las fuentes.

Con estos datos, el fiscal convocó a los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Zárate-Campana, y ordenó una nueva inspección ocular en la casa del  incendio. Allí los peritos de Policía Científica encontraron restos de sangre en un picaporte, en una pared del cuarto donde estaba la víctima y en una tabla de planchar. 

Tras una serie de averiguaciones, los detectives identificaron como sospechosa a Díaz, la concuñada de Barbosa. Díaz, quien está en pareja con otro gendarme, presentaba lesiones cortantes en el muslo derecho y el dedo meñique de la mano derecha.

Si bien la mujer decía que ayer había sufrido un accidente con su moto, el vehículo fue revisado y no tenía a simple vista daños compatibles con el supuesto siniestro. El fiscal Zocca ordenó un allanamiento en la vivienda de la sospechosa, sobre la calle 10, número 1091, de Lima, donde se secuestraron dos pantalones y otras ropas de mujer, algunas con manchas de sangre y del tacho del baño un algodón ensangrentado, todo para ser peritado.

La Policía también secuestró tres cartas que serán analizadas para ver si tienen alguna vinculación al móvil del crimen. "Creemos que Díaz mantenía algún tipo de relación con el segundo comandante Barbosa, que tuvieron algún tipo de pelea que terminó en el crimen y que la mujer luego originó el incendio para borrar evidencias e intentar tapar el homicidio", dijo a Télam un jefe policial.

Voceros policialesque la Policía Científica volverá hoy a la escena del crimen para hacer una nueva inspección ocular en búsqueda de más evidencias y del arma homicida, que por lo que estimaron los forenses, podría ser un cuchillo del tipo "Tramontina", que aún no fue hallado.

VOLVER
.

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-