l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

   

Caso Belsunce: “Me quieren colgar en la plaza pública”, dijo Bártoli

06/07/11 - 12:16

Fue porque el tribunal aceptó un pedido de la fiscalía para ampliar la acusación por encubrimiento en su contra.

En una nueva jornada del juicio por el encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce, el Tribunal Oral en lo Criminal 1 (TOC 1) aceptó un pedido de la fiscalía para que se amplíe la acusación contra Ricardo Bártoli. “Me quieren colgar en la plaza pública”, se lamentó. 

El tribunal aceptó la solicitud de la fiscal Laura Syseskind para ampliar la acusación por encubrimiento agravado contra el cuñado de María Marta, ante nuevos elementos de prueba que, a su entender, aportaron testigos que declararon en el juicio oral. 

Si bien la fiscal no pidió cambiar la carátula del delito por el que Bártoli llegó acusado a juicio, dijo que en el debate se sumaron nuevos elementos en su contra y le adjudicó, entre ellos, el "alterar el escenario de los hechos y movilizar el cuerpo" de la víctima, además de haberle cambiado la ropa. 

Tras el pedido, el TOC 1 decidió pasar a un cuarto intermedio para tomar la decisión. Bártoli esperó sentado y llorando en la sala de audiencias la resolución que finalmente terminó siendo favorable para la solicitud de la fiscal. 

"Yo ya entré culpable a este juicio, me quieren colgar en la plaza pública, esto pasa porque no hay ninguna prueba en mi contra", afirmó Bártoli tras conocer la decisión del tribunal.

"Esto es beneficioso para Bártoli por cuanto aborta la posibilidad de que sea sometido a un nuevo juicio", afirmó el juez Alberto Ortolani, al fundamentar su voto, mientras que su colega Ariel Introzzi Truglia aclaró que esta decisión "no afecta el derecho a la defensa".

 

Carrascosa pide una insólita audiencia pública ante la Corte

23/02/11 - 09:58

Afirma que su condena es “injusta” y quiere defenderse en persona y junto a sus tres abogados. Pretende una audiencia abierta al público porque, dice, su caso tiene una trascendencia “sin precedentes”.

El viudo Carlos Carrascosa pidió a la Suprema Corte de Justicia bonaerense presentarse en una audiencia pública para reclamar que se revoque la condena a prisión perpetua dictada en su contra por el crimen de su esposa María Marta García Belsunce, a la que calificó de "injusta".

En un escrito presentado ante el máximo tribunal de la provincia de Buenos Aires, al que accedió Télam, Carrascosa sostuvo que debe implementarse ese sistema "dada la trascendencia pública sin precedentes" que ha tenido el caso y el "inéditamente extendido interés que ha concitado en la opinión pública".

"Las distorsiones de que ha sido objeto (el hecho) han conducido a mi injusta condena a prisión perpetua como presunto autor de su muerte", afirmó el imputado, detenido desde hace un año y siete meses en un penal para mayores de Campana.

El objetivo del viudo es ir a defenderse en persona y junto a sus tres abogados, en una audiencia abierta al público, ante los miembros de la Suprema Corte que deben decidir si confirman o revocan el fallo del Tribunal de Casación bonaerense que lo condenó a prisión perpetua.

Según el viudo, a quien ayer la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro le negó el arresto domiciliario, viene siendo víctima de "gravísimas violaciones a reglas procesales, constitucionales y convencionales", y recordó que su caso fue presentado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

"Es evidente que el caso reúne las condiciones de gravedad, trascendencia e interés de la opinión pública, (ya que) prácticamente no hay hogar en la República Argentina donde no haya una opinión formada sobre este caso, debido a la versión tergiversada dada por los medios", afirmó Carrascosa.

Tras remarcar que fue absuelto en el delito de homicidio por el Tribunal Oral en lo Criminal 6 de San Isidro en 2007, Carrascosa sostuvo que no hay pruebas para incriminarlo y recordó que tras un examen de ADN se determinó que en el lugar del hecho hubo un hombre y una mujer que nunca fueron individualizados y que no son ni él ni sus familiares.

"Si virtieron su sangre en el lugar es porque fueron ellos quienes atacaron a mi esposa y fueron heridos por ésta en su intento desesperado por defenderse, circunstancia probada en la causa", aseguró.

También dijo que en el juicio oral se probó que él llegó a su casa después que su esposa fuera atacada y que poco antes fue desactivada la alarma perimetral del country Carmel donde vivían.

"Esto refuerza la hipótesis de que los autores del hecho fueron sujetos ajenos al country, en posible connivencia con personal de vigilancia", remarcó, retomando una de las teorías que siempre esbozó.

Carrascosa volvió a criticar al fiscal Diego Molina Pico, y dijo que "desesperado porque no podía encontrar el motivo por el cual un marido afectuoso en un matrimonio pacífico de 30 años podía matar a su esposa, lanzó al ruedo la hipótesis de que el móvil del homicidio fue su una vinculación con el cartel de Juárez".

En el juicio oral, se dio a conocer que el fiscal llegó a esa hipótesis por un anónimo y que luego no halló más pruebas.

El viudo también cuestionó al Tribunal de Casación Penal bonaerense por haberlo condenado en forma directa y haber suprimido el reenvío a un tribunal oral para que lo vuelva a juzgar, lo que a su entender derivó en una "privación arbitraria de la libertad mediante un encarcelamiento preventivo ilegítimo".

"Lo que hizo Casación es ilegal y anticonstitucional: no puede un tribunal superior en un recurso donde se discrepa con los hechos fijados volver a valorar los hechos y dictar él mismo! una sentencia condenatoria", remarcó.

Por último mencionó que la Procuración General ya se pronunció en contra de revocar la sentencia por cuestiones técnicas.

María Marta García Belsunce (50) fue hallada muerta el 27 de octubre de 2002 en su casa del country Carmel, de Pilar, con medio cuerpo semisumergido en la bañera, y su marido siempre sostuvo que creyó que se trató de un accidente porque era "muy torpe".

Sin embargo, una autopsia practicada un mes después comprobó que la mujer tenía seis balazos en la cabeza, el viudo se convirtió en el principal sospechoso y fue procesado por el hecho.

En un juicio realizado por el Tribual Oral en lo Criminal 6 de San Isidro en 2007, Carrascosa fue absuelto del homicidio y condenado a cinco años y medio de prisión por el encubrimiento, pero recuperó la libertad un mes después.

Sin embargo, el fiscal Molina Pico apeló el fallo ante Casación y ese tribunal, en julio de 2009, condenó al viudo a prisión perpetua al hallarlo culpable de homicidio agravado por el vínculo.

 

 

Nuevo juicio por el crimen de García Belsunce

Lejos de cerrarse con la condena al viudo Carlos Carrascosa, a la causa por el crimen de María Marta García Belsunce aún le falta una etapa clave: el juicio contra los siete familiares y amigos acusados de encubrir del asesinato, ocurrido en octubre 2002 en el country Carmel de Pilar. Ayer se supo que el debate oral comenzará el próximo 4 de abril.

Así lo fijó el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de San Isidro, que tendrá en el banquillo de los acusados a Guillermo Bártoli, cuñado de la víctima; Horacio García Belsunce (h), hermano; John Hurtig, hermanastro; Constantino Hurtig, padrastro; la masajista Beatriz Michelini; el médico Juan Gauvry Gordon y a Sergio Binello, vecino del country.

Según la acusación, colaboraron para borrar pruebas (limpiaron la escena del crimen, arrojaron al inodoro una “bala-pituto”), intentaron evitar el accionar de la Policía y falsificaron el certificado de defunción.

En las audiencias preliminares de este segundo juicio, realizadas en noviembre del año pasado, varios de los siete imputados solicitaron su sobreseimiento o una “probation”, pero la fiscalía se opuso.

La fiscal Laura Zyseskind sostuvo que hasta podría ampliar la acusación contra Bártoli, imputándolo como coautor del crimen. Las sospechas en torno al cuñado de María Marta se robustecieron en el juicio contra Carrascosa: en una pericia de audio se determinó que era su voz la que se escuchaba de fondo mientras el acusado pedía una ambulancia. Carrascosa había jurado que estaba solo.



 

 

 

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-