l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

     

 

Le quiso dar un "escarmiento" a su esposa y la mató

El hombre está demorado, acusado de homicidio agravado por el vínculo y por ensañamiento. Más de 700 personas se movilizaron en reclamo de Justicia.

Tres Arroyos está acostumbrada a las puebladas y las manifestaciones callejeras. Desde el homicidio, aún impune, de la pequeña Nair Mostafá, a fines de los 80, la población del sur bonaerense ha sido escenario de fuertes movilizaciones por diversos crímenes, antes convocadas por el boca a boca y ahora a través de las redes sociales. Por esta vía, cientos de personas se concentraron anoche en la plaza San Martín para reclamar Justicia por el caso de Daniela Torres, una nueva víctima de la violencia de género.

La joven, de 25 años y madre de cuatro hijos, fue encontrada el lunes a la noche, en los fondos de una vivienda de Liniers al 1400 a la que la policía debió entrar forzando la puerta y tras recibir un llamado anónimo. Torres estaba tirada sobre una cama, inconsciente y con golpes en todo el cuerpo. Fue operada tres veces, agonizó varias horas y falleció el martes a la noche. Ayer a la mañana se presentó ante la Justicia su pareja, Daniel Zuñiga (26) y quedó demorado. Admitió que le había pegado "para darle un escarmiento", pero que no había tenido intención de matarla. La golpeó viernes, sábado y domingo con sus manos y una escoba. Los celos y una disputa familiar, habrían originado la brutal agresión de trágico final.

La movilización de anoche por las calles tresarroyenses continuó frente a la comisaría donde está alojado Zuñiga. Los manifestantes exigían una dura condena para el agresor y que la justicia actuara también contra tres familiares que estaban en la casa el lunes cuando fue encontrada Torres. Al frente de la marcha iba la madre de la víctima. "Mi hija estaba torturada, tenía golpes, cortaduras, ni a un perro le hacen lo que le hicieron a ella", exclamó la mujer que exigió la presencia en el lugar de la fiscal del caso. "Que venga y me diga por qué no puede meter presos al resto de la gente (los padres y una hermana de Zuñiga), los que estaban torturando a mi hija. Ellos no le pegaban, pero no hacían nada. No le daban ni un vaso de agua, porque ella murió deshidratada. ¿Por qué ellos no tienen el mismo derecho de cumplir la condena que ese hijo de puta?", se preguntó la madre de Torres. Dijo que desconocía si su hija estaba amenazada, pero aseguró que Zuñiga ya le había pegado y le tenía pánico.

La fiscal Verónica Vidal, que interrogó ayer a Zuñiga y hoy pedirá su detención, anticipó que en el juicio solicitará la pena de prisión perpetua, por homicidio doblemente agravado por el vínculo y agravado por ensañamiento. Dijo a la radio LU24 que el agresor "se fue de la casa el lunes, antes del allanamiento. Dijo que estaba cuidando a su mujer y esperaba que se recompusiera. Pero al ver que no mejoraba, decidió irse. Estaba conmovido y se enteró de su muerte por los medios". Admitió que no llamó a una ambulancia y tampoco sabía si alguno de sus familiares lo había hecho. La fiscal explicó que no puede acusar de encubrimiento a los allegados a Zuñiga, aunque les tomará declaración en el transcurso del día. Esas tres personas habrían llegado a la casa el sábado, luego de que se originara una pelea entre Torres y uno de sus cuñados.

La movilización de anoche se realizó sin incidentes, aunque por el griterío y el nerviosismo que exhibieron algunos manifestantes, el comisario Héctor Fernández salió a recibirlos. "Los familiares están siendo sometidos a un proceso y la justicia se va a encargar" trató de tranquilizar el jefe policial. Luego, la marcha continuó hacia la sede de la fiscalía.

 

VOLVER
.

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-