l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

   

 

Condenan al “Rey de la noche” por el asesinato de su mujer

Le dieron 16 años por pegarle un tiro en la sien. Daniel Bellini aseguraba que su pareja, la bailarina Morena Pearson, se había suicidado. Pero la Justicia dio por probado que la mató él tras una discusión por celos en su boliche, Pinar de Rocha.

Ingresó a la sala de audiencias y, recién después de dar algunos pasos, Daniel Bellini pudo reconocer entre el público a dos de sus hijos y a su padre, rodeados de amigos y periodistas. Enseguida se sentó junto a su abogada a esperar la entrada de los jueces. Algo nervioso, serio, de traje y corbata y con el pelo echado hacia atrás, jugaba con sus dedos, imaginando quizás que en unos pocos minutos ya todo se terminaría y podría irse en libertad.

Pero no fue así .

Bellini (63) –dueño de la disco Pinar de Rocha y conocido como “El Rey de la noche”– fue condenado ayer a 16 años de cárcel por haber matado de un disparo en la cabeza a su pareja , la bailarina Morena Pearson (23). El hecho ocurrió en la casa de Morón donde vivían ambos, en marzo de 2008. El Tribunal Oral Criminal (TOC) 5 de Morón, lo encontró responsable del delito de “homicidio simple agravado por el uso de arma en concurso real con tenencia ilegal de arma de guerra”.

Los jueces Claudio Chaminade, Susana De Carlo y Osvaldo Cedarri dieron por probado que Pearson fue asesinada por Bellini y desestimaron la hipótesis de la defensa, que hablaba de un suicidio derivado de la bulimia que padecía .

La lectura del veredicto apenas demandó cinco minutos, ya que no se dieron los fundamentos. Al escuchar la sentencia, el padre de Bellini se tapó la cara con las manos. Poco después, le dijo a Clarín : “Todos podemos tener una hipótesis, pero yo soy el padre de Daniel, lo crié desde chico. Yo más que nadie sé que él no hubiera actuado así.

Daniel nunca la maltrató , su único error fue haber intentado sacar a esta chica del pozo”.

Morena apareció muerta en la madrugada del 21 de marzo de 2008. Según se determinó, Bellini y la joven –que tenían una hija de dos años– habían mantenido una fuerte discusión . El empresario estaba enfurecido porque ella había estado bailando de manera provocativa con un amigo, también bailarín, en el VIP de Pinar de Rocha. Morena salió del lugar y se fue hacia su casa, ubicada a tan solo una cuadra de la disco.

Según la acusación, Bellini la siguió y la asesinó en el vestidor de su habitación . “El Rey de la noche” aceptó que la pelea existió y que siguió a su pareja para decirle que la relación estaba terminada, pero que enseguida regresó a la disco. Allí, siempre según su relato, mantuvo una reunión con un abogado. Luego, dijo, volvió a su casa y se encontró con Morena muerta.

Si bien la defensa siempre insistió con que fue un suicidio, las pericias fueron contundentes: determinaron que no había restos de pólvora en las manos de Morena. También concluyeron que al arma usada –una pistola 9 milímetros con mira láser– le habían limpiado las huellas. La investigación además precisó que alguien borró mensajes de texto del celular de la víctima, que luego se recuperaron (ver Los últimos...).

Morena murió tras once horas de agonía. Pero ¿cuál fue el motivo del crimen? Pablo Dobantón, el abogado que representó a los Pearson en el juicio, le apuntó a una relación entre la bailarina y un empleado de Bellini : “Yo creo que ese fue el disparador. El se enteró y eso lo llevó a tener la reacción que tuvo. Nunca negamos que ella tuviera problemas de salud, pero la construcción del caso que hizo la defensa fue muy inverosímil. Morena ya había sido amenazada, estaba muy angustiada.

Y nosotros llegamos tarde ”.

Francisco Pearson, padre de la bailarina, opina igual. “Nunca tuve dudas de que él había asesinado a mi hija”, dijo ayer. Y agregó: “Pero no hay nada que me alcance, mi hija está muerta y nadie puede devolvérmela. Pero entiendo que se hizo justicia”.

El hombre también recordó que su hija ya había sido amenazada por su pareja antes del crimen. “La había obligado a arrodillarse y le amartilló un arma en la cabeza . Ella quería dejarlo. Incluso vino a mi casa dos veces, se mudó. Pero él siempre logró de alguna manera que Morena volviera. Yo había discutido el tema con ella y había consultado a un abogado”.

Antes de este caso, “El Rey de la noche” ya tenía varios antecedentes con la Justicia. En 1985 había sido acusado de falsificación de documento público, estafas reiteradas y asociación ilícita. Luego fue procesado por tenencia de arma de guerra y defraudación. En 1990 fue acusado por una estafa de tres millones de dólares. Y en 1991, cuando vivía en Paraguay con una identidad falsa, le encontraron 25.000 billetes falsos de 100 dólares en su quinta de Parque Leloir.

Roberto Babington, uno de los defensores de Bellini, insistió con su inocencia: “No solo le arruinaron la vida, sino que además en algún momento va a tener que sentarse con su hija e intentar explicarle que él no asesinó a su madre. Y ese es el peor castigo que puede tener él como padre”.

 

 

 

 

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-