l
CASOS REALES
  
 HOME | EL LIBRO | BIOGRAFIA | MANUALES | HISTORIAS | EDITORIAL NEWBERY |

CONTENIDOS | CONTACTO | LINKS | CRIMENES PASIONALES

 

CRIMENES PASIONALES

   

 

Absuelven a una acusada de mandar a matar a su marido

09/07/11 La juzgaron junto a su supuesto amante, un comisario. Pero no se hallaron pruebas.

Un tribunal cordobés integrado por tres jueces técnicos y ocho jurados populares absolvió a los cuatro acusados de haber asesinado a un panadero de tres tiros en la cabeza en noviembre de 1998 . Los beneficiados son la esposa de la víctima, un comisario, su ayudante y un presunto “sicario”, a quien sí se le aplicó una pena pero sólo por el secuestro de la víctima.

El asesinato del panadero Héctor Corradini (34) es uno de los casos más resonantes de la crónica policial cordobesa. Por el caso, su viuda, Mercedes Segalá (45) ya purgó tres años de prisión. La hipótesis de la acusación era que se había confabulado con su supuesto amante, el comisario Oscar Aguilar (55, a quien la víctima presuntamente planeaba denunciar por corrupción ) y con el ayudante de éste, el cabo Mario Onainty (49), para que le encargaran el crimen a Víctor “Mandrake” Quinteros; nada de esto se probó.

“Esto era lo que esperaba desde un principio. Se ha hecho justicia, pero no con mi marido, porque lo mataron y no hay responsables . Acá en el juicio estuvieron personas que no deberían haber estado”, dijo ayer la viuda, feliz tras conocer su absolución.

Antes, cuando le tocó decir la última palabra, había dicho: “Hasta el 16 de noviembre de 1998 éramos una hermosa familia, normal, con tres hijos y los dos trabajábamos. Después estuve tres años presa y hoy tengo a mis dos hijas que piden prisión perpetua para mi , es lo peor que le puede pasar a una madre”.

Las hijas mujeres de Corradini y Segalá, Yanina y Yamila, apuntaron a la culpabilidad de su mamá; mientras que el hijo varón, Héctor, siempre confió en su inocencia.

Tras la sentencia, Yamila cuestionó el fallo: “Es una total y completa injusticia. A mi papá no le pegaron tres balazos en la cabeza por arte de magia. Lo mataron. Fueron ellos por más que la Justicia diga que no fue así ”.

El único condenado en el juicio fue “Mandrake” Quinteros, a quien hallaron culpable de haberse llevado secuestrado de su casa al panadero Corradini para que lo asesinaron.

Los hijos de la víctima lo reconocieron y por eso le dieron una pena de siete años de prisión. El hombre ya purga una condena por otros delitos y por eso le unificaron todo en 24 años.

 

 

 

   
Loyola 465 - Capital Federal - CP 1414 - Te.4776-4536 -TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS-